jueves, 5 de mayo de 2011

El hipnotista (Lars Kepler)

Lars Kepler es el seudónimo de Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho Ahndoril, un matrimonio sueco de escritores que por primera vez han publicado conjuntamente. La novela El hipnotista (primera de una serie) se ha vendido en todo el mundo bajo el seudónimo de Lars Kepler con la intención de que la identidad de los autores permaneciera en secreto. Sin embargo, y debido al éxito internacional de la obra, los autores han decidido salir a la luz y mantener el seudónimo como el nombre del autor de la serie.

Un hombre aparece asesinado en una escuela de forma brutal. Unas horas más tarde se descubre que su mujer y su hija pequeña también han sido asesinados en su propia casa. Josef Ek, el hijo de 15 años de la familia, es el único superviviente de la terrible masacre, pero está en un grave estado de shock y no responde a ningún estímulo. Joona Linna es el detective encargado de la investigación y en su desesperación por saber qué ha pasado a esa familia convence a Erik Maria Bark, médico experto en tratamientos de shock y traumas, para que someta a Josef a una sesión de hipnotismo con el fin de saber si el chico consiguió ver al asesino o desvelar algo que pueda ayudar a descubrir lo ocurrido. Erik lleva diez años negándose a practicar el hipnotismo por algún motivo oculto de su pasado, sin embargo accede a la proposición de Joona. Cuando el policía descubre que Josef tiene una hermana, Evelyn, que no estaba presente en el momento de los terribles asesinatos, teme por la vida de la chica y comienza a buscarla.

La noche del 8 de diciembre, Benjamin, el hijo hemofílico de Erik Maria Bark, es secuestrado en su casa. Sin sus medicinas su vida corre peligro. Simone, la madre de Benjamin, es testigo de todo lo que pasa, pero no consigue hacer nada para detenerlo porque ha sido drogada. La relación entre Erik y Simone no va bien, ella no es capaz de superar una infidelidad de su marido y esto les está afectando de manera negativa. En las actuales circunstancias, encontrar a su hijo se convierte en su único objetivo. Simone no duda en pedir ayuda su padre, Kennet Sträng, el cual es un policía jubilado de reconocida reputación en Estocolmo, pero con un carácter complicado que no congenia con Erik.

La trama se complica mezclando pasado y presente con el nexo en común de esa sesión de hipnotismo que Erik le practica a Josef. Me ha gustado esa forma de argumentar la historia, tengo que decir me ha resultado una lectura entretenida para pasar un buen rato, aunque no tiene demasiadas novedades respecto a otras novelas suecas que he podido leer últimamente. Se lee fácil y rápido porque engancha desde el principio. Buen libro si lo que quieres es desconectar por un momento de todo y sumergirte en el misterio y la intriga de esta historia.

1 comentario:

  1. Pues pinta bastante bien, me gustan las historias de este tipo.
    No conocía la novela =)

    Besotess

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...