martes, 18 de septiembre de 2012

127 horas (Aron Ralston)

Aron Ralston, un experimentado excursionista de veintisiete años, emprende un solitario paseo por un remoto y estrecho cañón de Utah, cuando una roca de más de trescientos cincuenta kilos se desprende y le aplasta la mano y la muñeca derecha contra la pared del cañón. Además del dolor terrible al que se ve sometido, Aron se da cuenta de que ha quedado completamente atrapado. Nadie sabe dónde está; nadie vendrá a rescatarlo. Le queda agua y comida para pocas horas más. Su única herramienta es una navaja de bolsillo. Sus opciones se agotan una a una. En la quinta noche, presa del delirio y de escalofríos incontrolables, Aron grava su propio epitafio en la pared de roca, convencido de que ya no volverá a ver la luz del día.

Sin embargo, al día siguiente tiene una idea terrible y salvadora: si pudiera usar la roca para partir los huesos de su brazo, también podría amputárselo usando la navaja como un bisturí.


Debo decir que he sufrido una barbaridad con esta novela, no pensé al empezarla que iba a ser tan agotador para mi imaginación recrear el accidente del protagonista. No soy de leer muchas historias sobre aventuras de este estilo, pero he de reconocer que ésta merece la pena, a pesar de los malos momentos pasados, pues no solo no deja indiferente sino que además me ha llevado a pensar qué haría yo en la misma situación. Mi destino sería de un color muy negro, no me cabe la menor duda, hace falta ser muy valiente y tener la cabeza muy bien puesta en su sitio para solucionar el problema de la manera que lo hace el protagonista.

El libro tiene su versión cinematográfica, dirigida por Danny Boyle, la cual aún no he visto y, sinceramente, no sé si sería capaz ahora que he leído el libro de volver a revivir en imágenes la angustia de esta asombrosa historia real.

Es una novela sobrecogedora con una crítica excelente. He tenido el libro en espera durante algo más de un año porque sabía que iba a sufrir leyéndolo y no terminaba de encontrar el momento, pero confieso que ha valido mucho la pena. Veremos si algún día soy capaz de darle una oportunidad a la película.

15 comentarios:

  1. Yo vi la película y lo pasé fatal: hace falta tener mucha sangre fría para hacer lo que el protagonista hizo. Pero a la vez es una historia de esperanza y superación de la adversidad, que cuando pasa el tiempo, la recuerdas con cariño. Tendré que animarme con la novela, aunque más adelante, que ahora mismo no me apetece sufrir demasiado, jejeje! 1beso!

    ResponderEliminar
  2. La película tengo claro que no la vería porque lo pasaría fatal pero el libro sí me llama la atención y tengo ganas de leerlo aunque la historia sea dura y se pase mal
    besos

    ResponderEliminar
  3. A mí los libros que me hacen sufrir tanto cada vez me tiran más para atrás... ainssssss qué sensible que está una!!!! jejejejeje
    Y de películas ni hablamos... no soy nada cinéfila!
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Uffff, la película me costaría verla, pero el libro sí que me llama la atención.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No sabía que había novela. Tengo la peli en casa pero aún no la he visto...así que la veré antes de decidirme por el libro...a ver si no se me hace duro, aunque normalmente suelo llevarlo bien.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Yo he visto la película, pero apenas me queda un tenue recuerdo de la misma. Eso sí recuerdo que es una adaptación que te hace temblar..que casi te lleva, junto con el protagonista, al extremo del desespero. Lo que no sabía es que hubiera un libro con esa misma historia. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  7. Tampoco sabía que había novela. Habrá que hacerle hueco, que pinta muy bien, aunque toque sufrir mucho...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Cuando el boom de la película, me pensé mucho el ir a verla y al final desistí. Imagínate (bueno, supongo que es fácil por lo que cuentas)lo que sería leer por lo que pasó el protagonista.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Pues a mí no me atrae demasiado. Muy meritoria su historia pero creo que no me animaré...
    Besos,

    ResponderEliminar
  10. A mi me paso igual con la película, nunca me he decidido a verla porque se que voy a sufrir viéndola, ya que los lugares estrechos me dan pavor

    ResponderEliminar
  11. Ya decía yo que la sinopsis me evocaba algo. Y es que estuve a un paso de ver la película, aunque después me eché para atrás.

    Un besín

    ResponderEliminar
  12. No he visto la película ni he leído el libro pero la verdad parece una buena historia sobre todo sabiendo que es real.
    Puede que me anime a leerlo aunque tengo otros antes.
    Bss.

    ResponderEliminar
  13. Hola, muy buenas tardes, ¿cómo se presenta la semana? Espero que genial, al igual que tu bello e interesante blog. Me ha gustado mucho esta entrada y algunas de las anteriores (las que he tenido tiempo de leer, claro), ¡muy buen blog! Ya tienes una seguidora más. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas un nuevo texto y nos vuelvas a sorprender. ¡Enhorabuena!

    Ahora, si me lo permites y eres tan amable, me gustaría invitarte a mi blog - ¡DIARIO DE UNA CHICA POSITIVA! - si te gusta leer una literatura personal y muy optimista (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos, cartas), también podrás hacer peticiones literarias y hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog":

    http://insolitadimension.blogspot.com.es/

    Un abrazo fuerte desde Málaga (España)

    ResponderEliminar
  14. Uff, yo no podría leerlo, sufriria un montón. Soy demasiado sensible para esas cosas...
    Eso sí, para el que pueda leerlo, tiene buena pinta, porque es de esos libros que cuando lees la sinopsis dices ¡Uau!
    Te sigo, besos!

    ResponderEliminar
  15. Este libro sé que no lo leeré, si que veré la peli, pero hasta ahora no he sido valiente :-)

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...