viernes, 8 de abril de 2011

Mil soles espléndidos (Khaled Hosseini)

Mariam vive con su madre en las afueras de Herat. Nana siempre le recuerda a su hija que es una harami (bastarda), dado que es hija ilegítima de Yalil, un adinerado hombre de negocios que deja embarazada a Nana cuando ésta era su sirvienta. Mariam ha pasado su infancia deseando cada uno de los encuentros que ha tenido con Yalil, hasta que el día de su 15º cumpleaños sucede algo tan imprevisible para ella que cambiará por completo su vida.

Casada con Rashid, Mariam se traslada a Kabul y allí da comienzo su vida como esposa y ama de casa. El deseo de Rashid por ser padre se ve frustado en el momento en que Mariam sufre un aborto natural tras el cual el marido cambia radicalmente su actitud hacia ella y de aquí en adelante Mariam sufre abusos físicos y psicológicos que la llevarán a tener aún más embarazos infructuosos.

En la misma calle donde viven Rashid y Mariam reside también Laila. Enamorada de Tariq, vive con él su primer amor. Laila pronto sabrá cuáles son las fatales consecuencias de la guerra y, tras el impacto de un misil sobre su casa, la joven es recogida por Rashid quien la acoge en su vivienda junto a Mariam. Éste pronto empieza a tratar a Laila como una malika (reina) y Mariam queda en un segundo plano relegada al papel de sirvienta. Sin embargo, la llegada de Aziza, el bebé de Laila, trastocará la relación de la joven con Rashid y a partir de este momento las dos mujeres, Mariam y Laila, establecen una relación que marcará por completo sus vidas.

A título personal tengo que decir que me ha encantado esta novela. Aún siendo ficción, resulta tremendamente realista. Es muy triste conocer la vida que les depara el destino a algunas personas por el simple hecho de haber nacido mujer, sobre todo en sitios como Afganistan donde suceden cosas que soy completamente incapaz de entender. Me siento realmente afortunada después de haber leído este libro.

Me ha gustado muchísimo el personaje de Mariam. Tremenda esa maravillosa historia de amistad y sacrificio  entre las dos mujeres en un momento histórico tan terrible y que, al terminar el libro, hace pensar en la increíble fuerza del amor y la esperanza.

Nuestro watan se conocerá a partir de ahora como Emirato Islámico de Afganistán. Éstas son las leyes que nosotros aplicaremos y vosotros obedeceréis:
Todos los ciudadanos deben rezar cinco veces al día. Si os encuentran haciendo otra cosa a la hora de rezar, seréis azotados.
Todos los hombres se dejarán crecer la barba. La longitud correcta es de al menos un puño por debajo del mentón. Quien no lo acate, será azotado.
Todos los niños llevarán turbante. Los niños de uno a seis años llevarán turbantes negros, los mayores lo llevarán blanco. Todos los niños deberán vestir ropa islámica. El cuello de la camisa se llevará abotonado.
Se prohíbe cantar.
Se prohíbe bailar.
Se prohíben los juegos de naipes, el ajedrez, los juegos de azar y las cometas.
Se prohíbe escribir libros, ver películas y pintar cuadros.
Si tenéis periquitos, seréis azotados. A los pájaros de se les dará muerte.
Si robáis, se os cortará la mano por la muñeca. Si volvéis a robar, se os cortará el pie.
Si no sois musulmanes, no podéis practicar vuestra religión donde puedan veros los musulmanes. Si os descubren tratando de convertir a un musulmán a vuestra fe, seréis ejecutados.
Atención mujeres:
Permaneceréis en vuestras casas. No es decente que las mujeres vaguen por las calles. Si salís, deberéis ir acompañadas de un mahram, un pariente masculino. Si os descubren solas en la calle, seréis azotadas y enviadas a casa.
No mostraréis el rostro bajo ninguna circunstancia. Iréis cubiertas con el burka cuando salgáis a la calle. Si no lo hacéis, seréis azotadas.
Se prohíben los cosméticos.
Se prohíben las joyas.
No llevaréis ropa seductora.
No hablaréis a menos que os dirijan la palabra.
No miraréis a los hombres a los ojos.
No reiréis en público. Si lo hacéis, seréis azotadas.
No os pintareis las uñas. Si lo hacéis, se os cortará un dedo.
Se prohíbe a las niñas asistir a la escuela. Todas las escuelas para niñas quedan clausuradas
Se prohíbe trabajar a las mujeres.
Si os hallan culpables de adulterio, seréis lapidadas.
Escuchad. Escuchad atentamente. Obedeced.
Alá-u-akbar.

6 comentarios:

  1. A mí también me encantó. Es un libro delicioso y los personajes femeninos tienen una fuerza tremenda. Cometas en el cielo, también me gustó mucho pero ésta creo que la supera.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo adoré este libro y lo anduve distribuyendo por ahí porque quería que todo mundo lo leyera. Se me hizo un libro realista, cruel, triste, pero muy bien escrito.
    Tengo pendiente Cometas en el cielo.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Después de terminar con éste, me apetece mucho leer "Cometas en el cielo", seguro que en breve me hago con él!

    ResponderEliminar
  4. La de veces que me lo han recomendado... y aún nada, tengo muchísimos por leer de momento =)

    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. A mí también me lo han recomendado varias veces, y el de "cometas ...". Los tengo pendientes ambos.

    bsos!

    ResponderEliminar
  6. Me apetece mucho leer este libro. Conocí a este autor por "Cometas en el cielo", lectura que me gustó bastante, una historia dura, más que nada porque nos acerca a la realidad de Afganistán.
    He leído varias opiniones que dicen que "Mil soles espléndidos" es mejor. Así que lo leeré.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...